¿QUÉ SON LAS 3R ECOLÓGICAS?

Es una regla que propone un hábito de consumo responsable y que se basa en el manejo de los residuos de forma sostenible dando prioridad a reducir el volumen de residuos o basura que generamos para cuidar el medio ambiente. Utilizando esta regla conseguirás tirar menos basura, ahorrar dinero y consumir de manera más responsable. Los pasos a seguir son, en este orden, REDUCIR, REUTILIZAR y RECICLAR.

REDUCIR: Es el paso más importante y del que más conscientes debemos de ser, ya que reducimos directamente el daño a nuestro medio ambiente. Podemos realizarlo de dos formas:
– Reduciendo el consumo de productos: Si vamos a comprar por ejemplo una bolsa de magdalenas, mejor las que no tienen los envoltorios individuales para generar menos residuos, o si vas a comprar 6 botellas de agua pequeñas mejor comprar dos grandes. Es decir, evitar al máximo los embalajes.
-Reduciendo energía gastada: Podemos conseguirlo con buenos hábitos como desenchufar los aparatos que no se estén usando, no dejarlos en stand by, compartiendo coche, cerrar el grifo mientras te cepillas los dientes, Adaptando aparatos en función de necesidades como poner la lavadora siempre llena en lugar de a media carga… Además podemos utilizar aparatos más eficientes o darle a nuestro hogar una eficiencia energética mayor con cambios como ventanas de doble acristalamiento en lugar de simple para evitar que se escape el calor.

REUTILIZAR:  Significa usar un objeto para darle una segunda vida útil, ya sea con el mismo uso( rellenando botellas de agua, usando las hojas de papel que no nos sirven para escribir en sucio…) o si tienes imaginación dándole otro diferente (Usando un tetrabrik para hacer un monedero, convirtiendo un trozo de tela que no sirve en un bonito bolso o una revista antigua en un estuche…). Con ingenio podemos alargar la vida útil de todo lo que pensemos tirar a la basura.

RECICLAR: Implica usar los residuos y mediante un tratamiento convertirlos en algo totalmente nuevo. Dos ejemplos muy comunes son usar el papel y cartón que ya no nos sirve, triturarlo y someterlo a un proceso industrial o casero y convertirlo en papel nuevo, o usar el aceite usado para convertirlo en jabón. Hoy en día casi todos nuestros residuos se reciclan y se obtienen productos nuevos de ellos. Para ello tenemos contenedores de papel y cartón, vidrio, aceite, plástico, ropa…

Esta regla fue creada para luchar contra los problemas del medio ambiente debido al alto consumismo al que estamos acostumbrados, sobretodo en los países más desarrollados. Imagina que los más de 7000 millones de personas que vivimos en el planeta Tierra consumieran como lo hace la gente de tu alrededor. Eso desembocaría a un gasto de energía, agua y materia prima (madera, hierro, arena, gas…) insostenible que destruiría todos nuestros ecosistemas y unas emisiones al planeta que acelerarían de manera catastrófica problemas ya existentes como el cambio climático o el agujero de la capa de ozono.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *